PROBLEMAS FRECUENTES EN LAS SOCIEDADES DE FAMILIA

PROBLEMAS FRECUENTES EN LAS SOCIEDADES DE FAMILIA

Sociedades de Familia

El presente artículo de investigación inicia con el propósito de reconocer el concepto de sociedades de familia, ¿Quienes la conforman?, ¿Qué influencia tienen este tipo de sociedades en la economía colombiana? y ¿cuáles son los principales problemas que se generan dentro de ella?

La empresa de familia o sociedad de familia se crea con la intención de un desarrollo económico en unión con miembros de la misma; en algunos de los estudios realizados se comprueba cómo lo que en principio se formo para la unión de la familia y su bienestar , conlleva también problemas especiales y diferentes de las demás sociedades, por estar cargada de un alto nivel de emociones y subjetividades derivadas de los socios; problemas que llegan a generar el desvanecimiento del mayor porcentaje de las empresas registradas, impidiéndolas llegar a un verdadero crecimiento.

Este trabajo analiza los principales problemas que se generan dentro de la empresa como lo son la falta de conocimiento de algunos dirigentes o administradores, la mala toma de decisiones por parte de los mismos, la confusión entre los patrimonios de la empresa y la familia y la indebida utilización de estos patrimonios en aspectos no relacionados con la reinversión de capitales, entre otros que pueden llegar a causar la disolución de estas.

Durante mucho tiempo, las sociedades de familia, han sido de gran importancia en la economía Colombiana, al ser las empresas más grandes y exitosas del país, de propiedad de una sola familia, como es el caso del Grupo Santodomingo, Carvajal, el Grupo Aval, Leonisa, Corona, Haceb.

En un estudio realizado por la superintendencia de sociedades sobre la influencia de estas sociedades en la economía Colombiana, se muestra como el 68% de las empresas registradas en

las Cámaras de Comercio, son de propiedad de una misma familia; así mismo, el porcentaje que demuestra que dichas sociedades desaparecen fácilmente en el tiempo, es alarmante, dado que en estas sociedades se generan una serie de relaciones personales, que generan a su vez, que estas tengan dificultades, ya que la propiedad de la empresa o sociedad va a estar en manos de varios miembros de la familia, ocasionando la dificultad en la administración y toma de decisiones de la empresa y limitando el acceso al capital.

¿Que son entonces las sociedades de familia? ¿Por quién está compuesta? ¿Que norma jurídica regula estas sociedades?¿Que requisitos exige la ley? Para entender un poco mas de que se tratan estas sociedades, a continuación desarrollar  el tema expuesto.

Decreto 410 de 1971:

Actualmente este decreto se encuentra vigente y es el que regula la materia de sociedades anónimas, lo que implica que derogó todas las normas acerca de las mismas, entre ellas, la sociedad anónima de familia. Este decreto a su vez no incluyó ninguna disposición acerca de la constitución o reconocimiento de estas sociedades y aunque sí reconoce la existencia de estas, existe un vacío en la norma mercantil, que nos impide determinar las características, requisitos y procedimientos para crear una sociedad anónima de familia.

Los artículos que reconocen la existencia de la sociedad anónima de familia son:

«Articulo 102 Será válida la sociedad entre padre e hijos o entre cónyuges, aunque unos y otros sean los únicos asociados».

«Articulo 435 No podrá haber en las juntas directivas una mayoría cualquiera formada con personas ligadas entre sí por matrimonio, o parentesco dentro del tercer grado de consanguinidad o segundo de afinidad, o primero civil, excepto en las sociedades reconocidas como de familia».

En este orden de ideas, derogada expresamente la regulación de sociedades anónimas de familia y no habiendo tenido esta consagración legal dentro de la actual legislación mercantil, se hace necesario acudir respaldados en el principio de analogía, a lo consagrado en la legislación tributaria, en donde el decreto reglamentario 187 de 1975 en su artículo 6° determina el carácter familiar de una sociedad con base en los siguientes requisitos.

  1. La existencia de un control económico ,financiera o administrativo
  2. Que dicho control sea ejercido por personas ligadas entre sí por matrimonio o por parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad o único civil.

Estos parámetros están acordes con el concepto de familia, que se desprende de algunas disposiciones legales, tales como el artículo 874 del código civil y la ley 1971. Que lo acoge como agrupación de personas formadas por padres e hijos.

En consecuencia para que una sociedad tenga el carácter de familia debe existir entre dos o más socios un parentesco de consanguinidad hasta el segundo grado (padre, madre, hijo o hermanos) o único civil (padre, madre, adoptante o hijo adoptivo) o estar unidos entre sí matrimonialmente, siempre y cuando los socios así relacionados, ejerzan, sobre la sociedad un control económico,financiero o administrativo.

 PROBLEMAS FRECUENTES EN LAS SOCIEDADES DE FAMILIA

En Colombia el concepto de familia es de gran importancia ya que por tradición nos hemos enfrentado a una cultura en la que por regla general, el bienestar familiar se camina hacia un objetivo común. Es por eso que en nuestro territorio y en muchas otras partes del mundo este ánimo de unidad, es el que conlleva a crear las denominadas Sociedades de Familia, motivo por el cual alrededor del 68% de las sociedades registradas obedecen a ésta índole en nuestro País1.

Como se había afirmado anteriormente en un estudio realizado por la superintendencia de sociedades sobre la influencia de estas sociedades en la economía Colombiana, se muestra como el 68% de las empresas registradas en las Cámaras de Comercio, son de propiedad de una misma familia; así mismo, el porcentaje que demuestra que dichas sociedades desaparecen fácilmente en el tiempo, es alarmante, ya que el porcentaje para que dichas sociedades sobrevivan en la segunda generación es del 65% y las de tercera generación solamente el 14%2. En estas sociedades se generan una serie de relaciones personales, entre otras cosas, que generan a su vez, que estas tengan dificultades, ya que la propiedad de la empresa o sociedad va a estar en manos de varios miembros de la familia, ocasionando la dificultad en la administración y toma de decisiones de la empresa y limitando el acceso al capital.

Después de haber consultado y analizado algunos de los diferentes puntos de vista acerca de los aspectos más relevantes en el deterioro de las sociedades de índole familiar, se ha sintetizado los factores de mayor trascendencia para el no desarrollo de este tipo de sociedad; Por ejemplo, uno de sus principales errores consiste en no preparar una sucesión y un cambio generacional y otro no menos importante tiene que ver con la imposibilidad de manejar las relaciones familiares y los negocios con madurez, pues la mayoría de los integrantes de esas unidades productivas no distinguen cuándo se está en un campo y cuándo en el otro.

En Colombia, al igual que muchos otros países, éste tipo de sociedades tiene gran influencia en la conformación de las empresas que conforman el territorio pero ocurre una pequeña cadena que es la que da origen a la no prosperidad de este tipo de sociedades debido a que la primera generación es la creadora y se dedica al impulso para un mejor progreso, la segunda generación es la que disfruta por decirlo de alguna manera y la tercera es la encargada de disolverla totalmente.

Si bien es cierto que la estadísticas apuntan a que las sociedades de familia tienden a desaparecer más rápido con relación a otro tipo de sociedades, también es cierto que en nuestro País hay algunas excepciones que son ejemplo de lo que debe ser una empresa familia como lo son los almacenes Éxito, Coltejer, Postobon y Bavaria entre otras han logrado permanecer vigentes en el mercado.

2.1. Problemas más evidentes:

2.1.1 Falta de conocimiento o aplicación en la separación de integrante tanto de la familia como de la sociedad

En una sociedad de familia están los propietarios, los administradores o dirigentes y los empleados que forman parte de la familia. El problema que se presenta aquí, es que los propietarios deben entender que no deben inmiscuirse indebidamente en la labor de dirigentes o administradores que toman las decisiones; los administradores o dirigentes a su vez, deben entender que no son los dueños de las acciones y los empleados deben tratar de desempeñar de la mejor manera su labor sin intervenir en la administración y dirección de la sociedad3.

2.1.2 Entrada y salida de los socios a la estructura de la empresa.

Esto obedece a los diferentes factores que se presentan en este tipo de sociedad, tales como el matrimonio, nacimiento, divorcio, que tienden fácilmente a dilatar la estructura social, aunque esto se puede presentar en otros tipos de sociedad pero como se mencionó anteriormente la sociedad familiar es particular porque hay gran influencia de sentimientos o relaciones personales.

2.1.3 El cambio de generación.

En términos generales dentro de la primera generación se encuentra el fundador, motivo por el cual la organización es impulsada, obedeciendo a los principios y expectativas de éste. Al pasar a la siguiente generación desaparecen ciertos elementos que hacen perder la consistencia y contundencia de la empresa por el desinterés de los socios en la preservación de la empresa, ya que la mayoría genera más interés en las utilidades que en la misma organización. La firma de abogados Garrigues Abogados en un documento de 2003 se refiere a la disminución de las empresas de este tipo, por el motivo del cambio generacional y afirman que de cada 100 empresas que se acercan a la segunda generación solamente 30 sobreviven y de éstas solo 15 continúan en la tercera generación4.

2.1.4 Mala integración de terceros por falta de preparación.

La mala elección a la hora de incorporar a directivos externos, obedece en gran parte que los familiares escogen a personas no idóneas para desempeñar la dirección y seguir ejerciendo poder dentro de la sociedad o por que en verdad se equivocan a la hora de tomar la decisión pensando que es la mejor alternativa para la dirección de la empresa.

2.1.5 Cargas tributarias

Las cargas tributarias por la transmisión de la sociedad son muy elevadas pueden poner en peligro la sociedad ya sea si se realiza en vida o por sucesión.

2.1.6 Indebida utilización de los patrimonios.

No existe una línea que separe debidamente los límites entre el patrimonio de la empresa y el familiar, lo que genera una mala administración de los recursos que sostiene la empresa, las utilidades se convierten en los dividendos y son distribuidas o entregadas a los socios en muchas ocasiones sin una debida y organizada retribución o reinversión al capital de la empresa.

Además es de saber que una empresa familiar se crea en propósito de crecer conjuntamente para ayudarse entre sí , lo que en principio suena bonito puede convertirse en un conflicto de frustración o envidia por alguno de los miembros, pues muchas veces, los padres cabezas del hogar y la empresa, tienen a remunerar a algún hijo solo por el hecho de ser parte de la familia, sin que en verdad haya un verdadero esfuerzo por parte de este para colaborar con las actividades que se realizan dentro del ámbito laboral.

Todas las sociedades afrontan determinados problemas que pueden poner en riesgo su estabilidad y en muchas ocasiones hasta su propia existencia, pero en el caso de las sociedades de familia es algo un poco más complejo ya que se interponen las diferentes manifestaciones de la subjetividad y además en algunos casos los socios consideran a la empresa como un elemento más de la familia y no como un círculo diferente. Esto se puede convertir en un obstáculo para que la sociedad obtenga una eficiente y excelente administración.

Si bien es cierto que la sociedad de familia está dentro de la normatividad colombiana, también es cierto que está de una manera muy generalizada, ya que esta legislación permite que los socios tengan un amplio rango en la toma de decisiones, es decir, se puede apreciar la subjetividad sin que ésta sea regulada y sería mejor que se hubiera profundizado un poco más en la normatividad, para que regule esta serie de inconvenientes dentro de una sociedad de familia.

Las empresas denominadas de familia, tanto en Colombia como en el mundo, incurren en sus propios errores, que éstos a su vez los están llevando a su disolución como lo hemos venido desarrollado en el anterior avance presentado.

Algunos especialistas tanto en Psicología como en materia de sociedades y economía, han logrado detectar otras falencias graves que se constituyen en un reto que deben superar los propietarios y los accionistas de esas compañías para sobrevivir. Los mencionados aducen que, además de definir la sucesión y gestionar una buena relación entre la familia y la empresa, se debe implementar el protocolo familiar, elaborar claras alternativas de financiación, tener una empresa legalmente constituida, diseñar estrategias para invertir más y mejor en desarrollo y afrontar los cambios políticos y culturales que rodean el negocio.

 

 

 

 

 

 

 

Asesoría jurídica en linea www.calijuridica.com Abogados en cali Jurídica